EL DEMONIO ODIA A LA MUJER

El Demonio odia a la mujer porque toda mujer es “IMAGEN DE LA VIRGEN MARÍA”. La estrategia de Satanás es conducir a la sociedad entera lejos de Jesucristo socavando todas las instituciones que emanan del Plan de Dios. Entre ellas, la principal, LA FAMILIA. Por eso la mujer en general es uno de sus objetivos más codiciados, ya que ella es la que genera la vida y en definitiva es el molde en que se fragua la familia. Tal mujer, tal familia. Detrás de una gran familia hay una gran mujer. Una mujer que está bien evangelizada se convierte en la gran evangelizadora de su hogar, en la gran defensora de la familia, en la gran maestra de la fe de sus hijos y apoyo de la fe de su marido.

Si la prioridad de la Iglesia es la evangelización de la Familia, podemos decir que en realidad la prioridad es la evangelización de la mujer. No se trata de reducir al hombre a un segundo plano o de negar su importancia, pero es necesario valorar el papel de primerísimo plano que Dios les ha concedido a las mujeres en la evangelización de los miembros de su propio hogar y ante todo de sus hijos.
El evangelio se “mama”. El recién nacido experimenta ya el amor en el vientre de su madre y de los pechos maternos recibe no solamente el alimento del cuerpo sino también del alma. Tal mujer, tal familia, tal Iglesia. El combate de los últimos tiempos se da entre LA MUJER y el príncipe de las tinieblas. Siguiendo el hilo de esta reflexión quiero recomendarles la lectura del DIARIO ESPIRITUAL DE LA LLAMA DE AMOR DEL INMACULADO CORAZÓN DE MARÍA. Lo pueden leer en internet. En Google basta pulsar “Llama de Amor…” para encontrar varias páginas en las que se encuentra. El Diario nos trae el testimonio de lo que durante veinte años vivió Isabel Kindemann. Es importante porque el carisma propio de la Llama de Amor nos  enseña  a combatir la acción diabólica en la familia. Los cristianos hemos descuidado el “combate espiritual”, ese es el motivo por el que el mundo actual está desquiciado. El Demonio, desgraciadamente, no encuentra en las familias resistencia interna.  Los miembros son como un ejército mal entrenado. Tenemos las armas pero no las sabemos utilizar. La Gracia de la Llama de Amor nos enseña a combatir contra el Demonio, enemigo de nuestra salvación.

El primer fruto de esta Gracia es CEGAR LOS OJOS A SATANÁS. El Demonio queda ciego y no puede actuar con poder. Queda como congelado. Este Diario es una verdadera “escuela” de espiritualidad.  Aprenderemos cómo piensan y sienten los Corazones Sacratísimos de Jesús y de María. Comprenderemos que toda familia debe llegar a convertirse en UN SANTUARIO DE LA LLAMA DE AMOR en el que Jesucristo sea el Centro y Señor. En el Diario se nos propone un proceso de conversión de la familia guiado por el Espíritu Santo, tan sencillo que todo hogar puede seguir. Las prácticas de fe y de piedad tradicionales que fueron abandonadas son puestas en honor: oración personal y en familia; celebración dominical de la Eucaristía; participación en los sacramentos de la penitencia y comunión, ayuno, sacrificios, oración por los difuntos, adoración al Santísimo, Dirección Espiritual, vivencia de los mandamientos de la Ley de Dios, etc. La pieza maestra de este combate por la familia es la jaculatoria de la Llama de Amor, que se convierte como en la espada de fuego que ciega los ojos del Demonio y le impide actuar.

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.