Las obras de misericordia son gestos sencillos: una palabra amable, una sonrisa y una mirada comprensiva y mucho más. Todos podemos realizar pequeñas acciones que, en palabras del Papa Francisco, deberían introducirnos a un verdadero encuentro con los pobres y dar lugar a un compartir que se convierta en un estilo de vida.

A través de diversos programas, la Fundación desarrolla obras de misericordia para bienestar de los sectores de la sociedad más necesitados y vulnerables, especialmente niños, adolescentes y mujeres. Estos programas van acompañados de la labor misionera de llevar el Evangelio del Señor Jesús para la sanación y transformación de las personas, familias y comunidades. Entre las principales obras tenemos:

Print Friendly, PDF & Email